El perforador West Saturn ya opera en un pozo petrolífero africano tras su estancia en el Puerto de Las Palmas

|


IMG 6083 1


Siempre satisface en el entorno portuario de Las Palmas saber que una de la embarcaciones petrolíferas que han ocupado durante meses línea de atraque y que han generado actividad laboral e ingresos económicos en empresas de la isla de Gran Canaria ha podido volver a la actividad, contratada por una multinacional offshore, en perfectas condiciones. No todas las que han pasado por el Puerto de La Luz y no todas las que ahora están atracadas en sus muelles podrán conseguir un contrato para la exploración o perforación de pozos petrolíferos.


Hasta cinco talleres, algunos de ellos internacionales, han realizado tareas de reparación y de mantenimiento en el West Saturn desde que atracó el pasado 17 de febrero en el Puerto de Las Palmas. Se calcula entre 6 y 7 millones de euros la facturación realizada por su armador en Gran Canaria. Consignado por Hamilton, fue el primer artefacto del sector offshore en llegar a Gran Canaria durante este año 2017. Con sus 227 metros de eslora por 42 de manga, tiene un peso muerto de casi 60 mil toneladas. Este buque perforador es de sexta generación y fue construido hace dos años en los astilleros Samsung Heavy Industries. Puede actuar en fondos marinos más allá de los 11 mil metros. 


En el Puerto de Las Palmas, el West Saturn fue objeto de una puesta a punto que ha dado sus frutos. Además, una espectacular grúa de 600 toneladas, de la empresa Grúas Carballo, realizaba la operación de cargar sobre el West Saturn el BOP+LMRP, una pieza por la que estuvo semanas esperando el armador del buque y que tiene un coste de 5 millones de euros. Se utiliza para asegurar la entrada en la corteza terrestre de los instrumentos de perforación. La empresa Astican fue la seleccionada por el armador para realizar esta compleja operación al ser la única en Canarias con experiencia en la colocación de este tipo de maquinaria.

 

Ahora, Ophir Energy ha contratado sus servicios en Costa de Marfil para perforar el pozo de exploración Ayamé-1X. El pozo es operado por Ophir Energy conjuntamente con sus socios de licencia: African Petroleum y PETROCI. Tiene una profundidad total de 5.459 metros.





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.