SATO inicia las obras del muelle granelero proyectado en La Luz por la Autoridad Portuaria de Las Palmas

|


Sato


La empresa constructora SATO, adjudicataria de las obras de construcción de la segunda fase de los muelles interiores del Puerto de Las Palmas, ya ha iniciado los trabajos para la ejecución de lo que ya se conoce como muelle granelero, infraestructura clave para el proyecto de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de convertir este puerto en hub de distribución de exportaciones de países sudamericanos hacia Europa y hacia África. 


El inicio de las obras, que cuenta con un presupuesto de casi 17 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, coincide con la misión comercial que el presidente Luis Ibarra realiza estos días en Brasil, donde intenta reforzar acuerdos concretos para que empresas exportadoras de este país utilicen Las Palmas con escala para distribuir grano y fruta en los mercados europeos y africanos.



SATO ha iniciado los trabajos con el primer paso previsto en el proyecto. Realiza sondeos geotécnicos para analizar el lecho marino para posteriormente determinar qué tipo de maquinaria será necesaria para llevar a cabo los trabajos de dragado. El proyecto de la Autoridad Portuaria establece que los trabajos comenzarán con el dragado del fondo marino para obtener la profundidad necesaria para la construcción de la cimentación de los cajones del futuro muelle granjero.



Según análisis previos, el fondo marino sobre el que se van a apoyar los cajones es un fondo rocoso, por lo que para poder cimentar los cajones a las cotas previstas va a ser necesario realizar una zanja de dragado en roca con un ancho que varía entre los 12 y los 18 metros de ancho. Como complemento al dragado de la zanja para la cimentación de los cajones, también se hará necesario el dragado de partes de la dársena sobre la que van a revirar y circular los buques de entrada a esta línea de muelle. En las zonas en las que la batimetría no haga necesario realizar un dragado, sino que se precisa la aportación de material para alcanzar la cota de fondeo, ésta se ejecutará mediante colocación de escollera.



La Autoridad Portuaria de Las Palmas ha depositado muchas esperanzas en este proyecto, al objeto de diversificar la actividad portuaria en La Luz y conseguir nuevas fuentes de ingresos. Considera que en los últimos años se ha producido un aumento en la demanda de importación de graneles en el área de influencia del puerto, principalmente en países de la costa occidental de África. Actualmente, dicha demanda se opera a través de otros puertos situados, principalmente, en Holanda, pero si se establece la base en la localización del Puerto de Las Palmas, asegura la Autoridad Portuaria, los costes para los exportadores de graneles del sur de América podrían abaratarse considerablemente. Para ello es imprescindible disponer en Las Palmas de las infraestructuras adecuadas para la operaciones de graneles. Y este es uno de los principales reclamos que Luis Ibarra está poniendo sobre la mesa en las misiones comerciales realizadas en América.



Sato2



Las obras del proyecto consisten en la creación de una nueva línea de atraque paralela al actual Dique Nelson Mandela y separada de éste 509 metros. La nueva línea de atraque la forman 10 cajones flotantes de hormigón armado. Nueve de ellos tienen una alineación norte-sur, para formar la línea de atraque, mientras que uno de ellos se colocará a modo de cierre de la explanada con dirección este-oeste y conformarán la rampa ro-ro.



Las obras abarcan una rampa ro-ro que arranca de la nueva línea de atraque y que sirve de tope de la protección norte de las explanadas; una línea de muelle de 307 metros lineales, que arranca con 68 metros lineales de diez metros de calado para continuar con 239 metros lineales con un calado de 14 metros; y, además, la protección de talud norte que une el final de los Muelles Interiores Primera Fase con la nueva rampa creada en este proyecto, y la protección del talud sur de la explanada adosada a la nueva línea de muelle creada.



El proyecto obliga a SATO a tomar todas las precauciones posibles para que esta operación sea llevada a cabo de manera que los cajones del muelle no sufran deterioros. El estado del mar, tanto durante la botadura de los cajones, como durante el transporte y fondeo, deberá ser bueno y no perjudicar ninguna de las operaciones.


SATO inicia las obras del muelle granelero proyectado en La Luz por la Autoridad Portuaria de Las Palmas

|


Sato


La empresa constructora SATO, adjudicataria de las obras de construcción de la segunda fase de los muelles interiores del Puerto de Las Palmas, ya ha iniciado los trabajos para la ejecución de lo que ya se conoce como muelle granelero, infraestructura clave para el proyecto de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de convertir este puerto en hub de distribución de exportaciones de países sudamericanos hacia Europa y hacia África. 


El inicio de las obras, que cuenta con un presupuesto de casi 17 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, coincide con la misión comercial que el presidente Luis Ibarra realiza estos días en Brasil, donde intenta reforzar acuerdos concretos para que empresas exportadoras de este país utilicen Las Palmas con escala para distribuir grano y fruta en los mercados europeos y africanos.



SATO ha iniciado los trabajos con el primer paso previsto en el proyecto. Realiza sondeos geotécnicos para analizar el lecho marino para posteriormente determinar qué tipo de maquinaria será necesaria para llevar a cabo los trabajos de dragado. El proyecto de la Autoridad Portuaria establece que los trabajos comenzarán con el dragado del fondo marino para obtener la profundidad necesaria para la construcción de la cimentación de los cajones del futuro muelle granjero.



Según análisis previos, el fondo marino sobre el que se van a apoyar los cajones es un fondo rocoso, por lo que para poder cimentar los cajones a las cotas previstas va a ser necesario realizar una zanja de dragado en roca con un ancho que varía entre los 12 y los 18 metros de ancho. Como complemento al dragado de la zanja para la cimentación de los cajones, también se hará necesario el dragado de partes de la dársena sobre la que van a revirar y circular los buques de entrada a esta línea de muelle. En las zonas en las que la batimetría no haga necesario realizar un dragado, sino que se precisa la aportación de material para alcanzar la cota de fondeo, ésta se ejecutará mediante colocación de escollera.



La Autoridad Portuaria de Las Palmas ha depositado muchas esperanzas en este proyecto, al objeto de diversificar la actividad portuaria en La Luz y conseguir nuevas fuentes de ingresos. Considera que en los últimos años se ha producido un aumento en la demanda de importación de graneles en el área de influencia del puerto, principalmente en países de la costa occidental de África. Actualmente, dicha demanda se opera a través de otros puertos situados, principalmente, en Holanda, pero si se establece la base en la localización del Puerto de Las Palmas, asegura la Autoridad Portuaria, los costes para los exportadores de graneles del sur de América podrían abaratarse considerablemente. Para ello es imprescindible disponer en Las Palmas de las infraestructuras adecuadas para la operaciones de graneles. Y este es uno de los principales reclamos que Luis Ibarra está poniendo sobre la mesa en las misiones comerciales realizadas en América.



Sato2



Las obras del proyecto consisten en la creación de una nueva línea de atraque paralela al actual Dique Nelson Mandela y separada de éste 509 metros. La nueva línea de atraque la forman 10 cajones flotantes de hormigón armado. Nueve de ellos tienen una alineación norte-sur, para formar la línea de atraque, mientras que uno de ellos se colocará a modo de cierre de la explanada con dirección este-oeste y conformarán la rampa ro-ro.



Las obras abarcan una rampa ro-ro que arranca de la nueva línea de atraque y que sirve de tope de la protección norte de las explanadas; una línea de muelle de 307 metros lineales, que arranca con 68 metros lineales de diez metros de calado para continuar con 239 metros lineales con un calado de 14 metros; y, además, la protección de talud norte que une el final de los Muelles Interiores Primera Fase con la nueva rampa creada en este proyecto, y la protección del talud sur de la explanada adosada a la nueva línea de muelle creada.



El proyecto obliga a SATO a tomar todas las precauciones posibles para que esta operación sea llevada a cabo de manera que los cajones del muelle no sufran deterioros. El estado del mar, tanto durante la botadura de los cajones, como durante el transporte y fondeo, deberá ser bueno y no perjudicar ninguna de las operaciones.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

29020

By Guanche Silva

Comenta
José Rafael Díaz   nov2020

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
Imgen3

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Puerto de La Havre

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta

Encuesta