El perforador West Capella, atracado en Tenerife, apto para volver a la acción en aguas de Chipre

|


Westcapella 1


El buque perforador West Capella, consignado por Hamilton, y atracado desde el pasado noviembre en  el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, ya está preparado para volver a la acción. Durante los últimos meses ha sido sometido a los trabajos de mantenimiento y de reparación requeridos por el armador, trabajos que han sido realizados por empresas locales especializadas que en los últimos meses están convirtiendo al puerto tinerfeño en punto de referencia internacional para la industria offshore. 


El West Capella, de la compañía Seadrill, tiene una eslora de 228 metros y fue construido en 2009. Desplaza alrededor de sesenta mil toneladas de registro bruto y navega bajo pabellón de Panamá. Ha sido recientemente actualizado con un novedoso sistema de perforación a presión. Este nuevo sistema será ya utilizado en la próxima campaña que asumirá esta embarcación en aguas de Chipre, unos trabajos que podrían durar unos dos meses. Esta misión es el resultado del acuerdo alcanzado en marzo entre Seadrill y Total. 


Además, antes de final de año está previsto el desarrollo de un acuerdo entre Seadrill y la petrolera de Malasia Petronas y que tiene al West Capella como buque insignia. Se habla de que estas empresas podrían haber firmado ya un contrato para una campaña de perforaciones de tres meses, a finales de este año.


Este tipo de movimientos permiten volver a situar el nombre de Canarias en un puesto de prestigio dentro de la industria offshore a nivel internacional. Embarcaciones del sector petrolífero que llevan meses en paradas de larga duración en los puertos de Las Palmas y de Tenerife son objeto de mantenimiento, reparación y modernización por parte de talleres instalados en las islas y que con su trabajo demuestran a los operadores del sector la calidad de los servicios que se prestan. Algunas de esas embarcaciones tendrán como destino, sin duda, el desguace. Pero otras, como la West Capella, de sexta generación tienen opciones de futuro con la paulatina reactivación de la industria mundial. Sin ir más lejos, y como ejemplo de esto, ayer martes zarpaba hacia aguas de Irlanda otro perforador. El Stena Icemax, tras meses de atraque, abandonaba el Puerto de Las Palmas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta