Renfe consigue un resultado de 14,9 millones de euros en los cinco primeros meses del ejercicio

|

Renfe

La empresa pasa de -18,78 millones en enero-mayo de 2016 a +14,91 en el mismo período de este año.


Renfe ha mejorado de forma muy importante su resultado hasta finales de mayo. Así se desprende del Informe presentado al Consejo de Administración de la compañía por el presidente Juan Alfaro en la sesión celebrada esta semana. Renfe ha pasado de una pérdidas de -18,78 millones de euros en el período enero-mayo de 2016 a un resultado positivo de +14,91 millones de euros en enero-mayo de este año.

El aumento del uso del tren (tanto para el transporte de viajeros como de mercancías), el incremento en los ingresos por tráfico, la reducción de los gastos y la mejora del resultado financiero son las claves de esta mejora tan importante en el resultado de Renfe.

Ingresos

Así, Renfe supera en el período enero-mayo la barrera de los 200 millones de viajeros y alcanza una cifra total de 204.388.000 viajes realizados en tren, lo que supone una sustancial mejora no sólo con respecto al pasado año (+5.233.200 viajes), sino también con respecto al presupuesto de la compañía (+1.815.000). Los Servicios Públicos de Renfe consiguen un aumento de viajeros de un 2’5%, en tanto que los llamados Servicios Comerciales (Ave, Alvia y otros trenes de larga distancia) ven aumentar su uso en un 4,2%.

Todo ello se traduce en unos ingresos totales de 1.338,65 millones de euros, 25 millones más que el pasado año, cuando se obtuvieron unos ingresos de 1.313,60 millones de euros.

Gastos y resultado financiero

Por lo que respecta a los gastos, Renfe ha aumentado el gasto en partidas como el mantenimiento de trenes, la energía de tracción, los cánones por el uso de la infraestructura o la vigilancia en edificios y trenes, pero reduce en otras partidas, como personal o servicios del exterior.

En definitiva, el total de los gastos pasa de 1.153,38 millones en 2016 a 1.150,62 millones en el período enero-mayo de este año, lo que supone una reducción de 2,76 millones de euros, apenas un -0,2%, pero de gran relevancia en una empresa de esta dimensión.

De esta forma, el EBITDA de Renfe mejora en 28 millones de euros, al pasar de 160,22 millones a 188,03 millones de euros.

Descontadas las amortizaciones (que aumentan en 5 millones de euros) y el resultado financiero (que mejora en 10 millones de euros con relación al pasado año y pasa de -32,35 millones a -22,41 millones), el resultado de Renfe se sitúa los 14,91 millones de euros mencionados, una importantísima mejora con relación al pasado año, cuando Renfe perdía 18,78 millones de euros.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta