El tráfico del Puerto de Bilbao sortea los efectos de la parada técnica de Petronor y de la huelga de estiba

|

PuertodeBilbaoDescargadebobinasdeacero


En el primer semestre del año, el tráfico crece un 4,14% por la recuperación de los graneles líquidos, sobre todo gas y gasóleo, y el incremento de la mercancía general por el aumento de los siderúrgicos.


Los transportes especiales siguen al alza y crecen cerca de un 9%.


La construcción de un nuevo muelle ante la demanda de suelo portuario y de una nave para actividades logístico-industriales absorben las principales inversiones de la Autoridad Portuaria.


Haizea Wind, Gamesa, Progeco y Toro y Betolaza solicitan superficie para sus nuevos proyectos estratégicos.


Entre enero y junio, se han movido cerca de 15,9 millones de toneladas en las instalaciones del Puerto de Bilbao, lo que representa un incremento del 4,14% respecto al mismo periodo del año pasado (+631.989 toneladas).


Los graneles líquidos aumentan un 5,1% por los crecimientos del gasoil, del gas natural y el fueloil; mientras que el crudo y la gasolina descienden por la mayor parada de la historia de la refinería de Petronor llevada a cabo a primeros de año.


Los graneles sólidos se mantienen prácticamente en niveles del pasado ejercicio, presentando un ligero descenso de 1,26%. De los principales productos que componen este envase se puede destacar el aumento de la exportación de grava y arena, habas de soja y chatarra de hierro; y el descenso de sulfatos, coque de petróleo y carbón.


La mercancía general, la que más valor añadido tiene para la comunidad portuaria, se incrementa en 190.000 toneladas, lo que representa un aumento cercano al 5%. Por un lado, la mercancía general convencional acumula un resultado muy positivo, con un aumento del 16%, por el mayor movimiento de productos siderúrgicos y del tráfico rodado.


La mercancía general en contenedor, por su parte, se ha recuperado, aunque presenta una ligera pérdida del 0,64%. Este tráfico ha sido el que se ha visto más afectado por la huelga de la estiba durante este último mes de junio, con la pérdida de seis escalas y por el traspaso de mercancía a la carretera. Esta pérdida de rotaciones adicional nos sitúa en 42 buques de contenedores menos durante esta mitad del año, si bien esta disminución se compensa de alguna forma con el incremento del tamaño de los buques de contenedores en más de un 21%, siguiendo la tendencia gradual en busca de economías de escala.


El número de contenedores manipulados, medidos internacionalmente en TEUs (Twenty Equivalent Unit, unidad internacional que equivale a un contenedor de 20 pies), desciende un 1,8% por el incremento de la media de toneladas cargadas en los contenedores. En cuanto a los principales productos movidos en contenedor se puede destacar de forma notable el aumento de los productos siderúrgicos y los productos químicos.


El número de buques es similar al año anterior, incrementándose en tan solo cinco unidades, aunque el tamaño medio aumenta un 3,8%.


Los pasajeros de línea regular se incrementan en un 5% y el número de cruceristas disminuye un 11% por la llegada de dos cruceros menos que en el mismo periodo de 2016, aunque el año se cerrará con un incremento superior al ejercicio anterior.


El tráfico de grandes piezas (proyectos) continúa la tendencia alcista y se sitúa en 2.699, lo que supone un incremento del 8,7% respecto al mismo periodo del año pasado.


En cuanto al tráfico ferroportuario, este se ve condicionado por el descenso del tráfico de contenedores y desciende un 3,8%.


En cuanto a mercados, el 39% de los tráficos tienen como origen o destino Europa Atlántica. El segundo mercado es América Atlántico Norte y el tercero, África Atlántica.


Por países, Reino Unido, México, Rusia y Estados Unidos encabezan la clasificación; y los que más crecen en términos absolutos son Reino Unido, Brasil, Nigeria y Turquía.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.