Un buque que transporta productos químicos atracó en A Coruña tras sufrir una avería cuando navegaba frente a la costa gallega

|

NjordCloud


Se vuelve a poner de manifiesto la solvencia del Puerto Exterior de A Coruña para dar respuesta a situaciones comprometidas en la navegación.


El buque “Njord Cloud” atracó ayer a mediodía en el Puerto Exterior de A Coruña para reparar la máquina, tras sufrir una avería cuando navegaba frente a las costas gallegas.


Es un mercante de 138 metros de eslora y 9 de calado, que transporta una carga de 12.000 toneladas de productos químicos. Tras comunicar que una de las turbinas de su maquinaria presentaba problemas, se decidió atracarlo en Punta Langosteira, donde se efectuará la reparación para que pueda continuar la navegación en los próximos días.


El operativo fue coordinado por Capitanía Marítima y la Autoridad Portuaria de A Coruña, con la participación de los servicios portuarios de amarre, remolque y practicaje. A pesar del problema mecánico, el buque entró en la dársena de Punta Langosteira por sus propios medios.


El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, subrayó que esta situación vuelve a poner de manifiesto la solvencia del Puerto Exterior coruñés para dar respuesta a situaciones comprometidas en la navegación frente a la costa gallega. Es un caso similar al sufrido por el petrolero “Max Jacob”, que también atracó en Langosteira debido a una avería en el motor. Ese caso, no obstante, había resultado más delicado al producirse en diciembre, en unas condiciones climáticas más exigentes que las actuales, y al tratarse de un tanquero de 274 metros de eslora que navegaba con una carga de 148.000 toneladas de fuel, con lo que existía un grave riesgo ambiental que fue neutralizado sin incidencias al resguardar al buque en el muelle de Punta Langosteira.


Enrique Losada indicó en este sentido que el Puerto Exterior se concibió precisamente para dar solución a las interferencias ambientales y al riesgo potencial que causan determinadas mercancías en el puerto urbano. Además de ello, ya está mostrando su capacidad para propiciar el crecimiento de los tráficos portuarios y la captación de nuevos operadores, con unas características en cuanto a calados y superficie logística que no existen en otros puertos del entorno y que lo convierten en una ubicación idónea para posicionarse como puerto industrial y nodo de distribución de grandes volúmenes de mercancía.


Desde su entrada en servicio en 2012, en el Puerto Exterior ya se han cargado y descargado más de 4 millones de toneladas de mercancía, con una línea de importantes crecimientos en los últimos años. Se han otorgado hasta el momento 12 concesiones, la mayoría para instalaciones industriales vinculadas a graneles sólidos y mercancía general, además de la concedida a Repsol, y a las que se sumará otra gran plataforma para la distribución de hidrocarburos impulsada por la empresa española Deep Water Oil Transhipment Hub.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.