El Gobierno de Canarias tramitará el expediente que permitirá la continuidad de la Cofradía de pescadores de San Andrés

|

ReuninCofradadepescadoresdeSanAndrs


El alcalde de Santa Cruz de Tenerife subraya que el acuerdo marca el inicio de un camino, “que no será corto, pero que nos pone ante una solución definitiva”.


El Gobierno de Canarias iniciará el expediente para la declaración de “refugio pesquero” del espigón donde se ubica actualmente la Cofradía de Pescadores de San Andrés, en sintonía con la petición formulada por el Ayuntamiento de Santa Cruz.


La medida marca el inicio del camino que permitirá la continuidad de las instalaciones, según explicó este viernes el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, tras una nueva reunión celebrada entre todas las partes implicadas y que contó con la asistencia del consejero Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, y del director general de Puertos del Ejecutivo autónomo, Manuel Ortega. También asistieron la directora de la Demarcación de Costas, Teresa Sánchez; el presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Melchior; el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, quien asume estos días también el área de Urbanismo, además de representantes de la Cofradía de San Andrés.


Bermúdez, que destacó la voluntad sincera de todas las administraciones para avanzar en una solución, explicó que el Ejecutivo autónomo se comprometió a incoar el expediente de “refugio pesquero” con la adscripción del suelo donde se ubica la Cofradía, cuyo titular en estos momentos corresponde al Estado, a través de la Dirección General de Costas.


Con el expediente, el suelo quedaría bajo titularidad de la Comunidad Autónoma, así como la lámina de agua adyacente que da al barrio de San Andrés, adscrita ahora mismo a la Autoridad Portuaria.


El alcalde aseguró, en cualquier caso, que se trata de un expediente complejo técnicamente, “que no estará de hoy para mañana, pero que nos permite marcar un camino para regularizar la situación de la Cofradía”.


La incoación de este expediente también permitiría, “porque es lo razonable”, que la Cofradía prosiguiera con su actividad ordinaria en tanto se resuelve, añadió.


El alcalde también insistió en que el Ayuntamiento y el Gobierno de Canarias buscarán las fórmulas para ayudar financieramente a la Cofradía y compensarla por la eventual pérdida de ingresos que supondrá la clausura del restaurante.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.