Los principales operadores económicos del Puerto de Vigo analizan la situación actual del PIF

La mesa de trabajo del PIF analiza la evolución de las gestiones llevadas a cabo en torno al puesto de inspección fronterizo de Vigo

|

PuertodeVigoReuninusuariosdelPuertoPIF

_____

Los usuarios del Puerto de Vigo advierten de que los problemas generales del PIF no residen tanto en los funcionarios como en las instrucciones que se les dan y, actualmente, en el Protocolo de Control Documental General en vigor.

Estudian la presentación de un primer borrador de proyecto de instrucción para coordinar las labores del PIF, de acuerdo con la potestad que tiene asignada la Autoridad Portuaria de Vigo.

_____

La Mesa de Trabajo del PIF se volvió a reunir ayer para analizar la evolución de las últimas gestiones llevadas a cabo ante el Ministerio de Sanidad y la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, en torno al Puesto de Inspección Fronterizo de Vigo.


Los integrantes de la mesa, formada por representantes de Logidigal, el Colegio de Aduanas, ARVI, ATEIA, Anfaco, Conxemar y las Autoridades Portuarias de Vigo y Marín, quisieron manifestar, en primer lugar, su deseo de pronto restablecimiento a la coordinadora de Sanidad Exterior del PIF, al tiempo que valoraron muy positivamente la agilidad con la que la Subdelegación del Gobierno ha dado respuesta a este contratiempo, sustituyendo rápidamente a la trabajadora que en estos momentos se encuentra de baja por enfermedad.


En este sentido, la Mesa de Trabajo del PIF quiso dar un voto de confianza a los funcionarios que la sustituirán, no dudando de su profesionalidad y buen hacer. No obstante, recordaron que los problemas generales del PIF no residen tanto en los funcionarios como en las instrucciones que se les dan y, actualmente, en el Protocolo de Control Documental General en vigor, ya que sigue manteniendo la disparidad de criterios entre Vigo y Leixoes, que siempre ha sido el origen de las quejas del sector.


Total decepción del sector


Tanto es así que los principales actores implicados en la importación de mercancías en el Puerto de Vigo han recibido con total decepción la carta remitida el pasado día 9 de noviembre por el Secretario General de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, que, a su juicio, hace caso omiso a las modificaciones propuestas por la Mesa de Trabajo del PIF al protocolo elaborado por el Ministerio de Sanidad enviadas el pasado 16 de julio, a pesar de que había sido concebido como un documento abierto.


Los integrantes de la Mesa han mostrado su asombro ante la rapidez con la que Castrodeza parece haber dado carpetazo al tema, tan solo diez meses después de haber recibido la encomienda de la Ministra de solucionarlo y llegando a la conclusión de que los problemas denunciados por los operadores vigueses no son reales.


Por este motivo, el Presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo trasladó el pasado 21 de noviembre el pesar de los operadores económicos, haciendo especial hincapié en lo que considera un trabajo muy serio por parte de los usuarios del Puerto y que ni siquiera había provocado un acuse de recibo por parte del Secretario General, hasta la carta recibida el pasado 9 de noviembre. “Los principales operadores del Puerto de Vigo se lo tomaron muy en serio”, incide el Presidente en su carta, y a pesar de ello “no se hace el más mínimo comentario a su propuesta”, denuncia.


Una respuesta pormenorizada y técnica


Por ello, la Mesa del PIF ha solicitado a Castrodeza, a través del máximo responsable portuario, una respuesta pormenorizada y técnica a la propuesta remitida, ya que nada ha cambiado desde mayo, ni desde el año pasado y podría dar la impresión de que se pretende negar la realidad del desplazamiento de las descargas de pescado congelado, con destino Vigo, hacia el Puerto de Leixoes.


Los integrantes de la Mesa del PIF han vuelto a hacer hincapié en que el documento presentado por el Ministerio de Sanidad es farragoso y excesivamente burocrático para resolver un problema que, principalmente, requiere de agilidad, a pesar de considerar positivo que estuviera abierto a sugerencias, lo que motivó la constitución de la Mesa del PIF y la elaboración de una contrapropuesta remitida al Ministerio, al parecer, sin ningún éxito.


Igualmente, han tachado de irrelevantes las dos auditorías -la de la UE y la de gestión- realizadas en el PIF de Vigo y aseguran que el resultado de las reuniones coordinadas desde el Ministerio de Sanidad para solventar los problemas del PIF de Vigo ha sido prácticamente nulo.


En cuanto al desvío de mercancías a otros puertos, recuerdan que es consecuencia del exceso de rigor que los funcionarios del PIF de Vigo ejercen en comparación con sus colegas de Leixoes, lo que resulta, además, en que la misma norma de la UE se aplica de forma diferente en ambos puertos. Por este motivo, la APV había solicitado una auditoría de la UE orientada a examinar la situación en ambos puertos mediante un estudio comparativo. Finalmente, y a pesar de ello, el Secretario General no se manifestó favorable, lo que motivó a la APV a presentar un requerimiento a la Comisión Europea.


Primer borrador de proyecto de instrucción


Por otra parte, la Mesa de Trabajo del PIF presentó un primer borrador de proyecto de instrucción en materia de coordinación de actividades del Puesto de Inspección Fronterizo, cuyo objetivo sería el de regular las atribuciones de coordinación de las Administraciones, de acuerdo con la potestad que tiene asignada la Autoridad Portuaria de Vigo.


Se trata de unas competencias no desarrolladas hasta ahora, pero que, de llevarse a cabo, podrían garantizar el correcto funcionamiento del PIF. A partir de hoy, el borrador estará a disposición de los usuarios y de las administraciones implicadas, que podrán dar su parecer antes de elevarlo a propuesta definitiva para su aprobación en un próximo Consejo de Administración.


Según desarrolla su texto dispositivo, la instrucción establecería la constitución de un Comité de Coordinación, que se reuniría al menos una vez por trimestre y en él que se examinarían los informes remitidos por el Jefe del PIF, así como cualquier otro aspecto o incidencia que se estimen oportunos.


Del mismo modo, y con el objeto de asegurar una buena coordinación de los servicios administrativos en el PIF y preservar los derechos de los usuarios al máximo, se crearía un gabinete de quejas y apelación, que sería, en todo caso, competente para elaborar los informes técnicos relativos a cualquier queja presentada al Presidente de la APV.


Por último, esta instrucción facultaría a la Dirección de la APV para elaborar instrucciones de desarrollo o decisiones puntuales relativas a su cumplimiento. La APV daría cuenta de las incidencias habidas en la aplicación de esta instrucción de manera regular al Consejo de Administración.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta