Verdad verdadera

|

AntonioRB

_____

Asocelpa se juega su futuro. No se trata de uno u otro candidato o unos u otros miembros de la junta directiva, se dilucida una estrategia de futuro, una modelo de interacción con el sector y la administración.

_____ 

Este viernes los 39 asociados de Asocelpa ejercerán su derecho a decidir quién timoneará la asociación en los próximos años. Tiene el ganador un reto por delante, poner a la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Las Palmas donde le corresponde. Tras unos años, ahogados en su propia apatía, con apenas una bocanada de aire durante los famosos "café de los viernes", Asocelpa se tiene que rediseñar a sí misma.


Al margen de quíen salga elegido, José Mayor (Atlansea) o Juan Carlos Núñez (Bergé Marítima), la composición de la Junta directiva que tomará el mando estará compuesta por pesos pesados. Ya se sabe que estarán en la nueva Junta Directiva Jaime Cabrera (Naviera Armas), como vicepresidente; Federico López (Marmedsa), como tesorero y Javier Climent (Boluda), como secretario, ya que a estos puestos no se presenta nadie más. De igual forma es previsible que formen parte de ella Alejandro Roque (Orix), Juan Pérez (Opcsa), Eduardo Álvarez (Albatros); Alejandro García Reboredo (Pérez y Cía.) y Francisco González (Hamilton y Cía.), aunque alguno se ha de quedar fuera.


A nadie se le esconde el peso que ha ido perdiendo la Asociación de Consignatarios en los últimos años, sin un proyecto claro definido, sin una hoja de ruta marcada. Las elecciones del viernes se presentan marcadas por esta situación, pero también, y no hay que olvidarlo, Asocelpa es la patronal que representa a las empresas estibadoras (aunque no estén todas entre sus asociados) y por ello es la llamada a firmar el convenio con los estibadores que se negocia en estos momentos, y esto es clave. Por ello, en esta patronal es clave la presencia en su junta de Opcsa y Boluda. Si no estuvieran, otro gallo cantaría.


El equipo que estará al frente de la misma, sin dejar de estar formado, en buena parte, por una amplia representación de la junta directiva anterior, tiene en sus manos girar el sentido de la marcha de esta asociación, la más antigua y con más solera del Puerto.


Una cosa es segura, la presencia de Javier Climent en la Junta Directiva abre una puerta a la unificación del empresariado portuario, toda vez que en él se dan tres cargos relevantes, es miembro de la junta directiva de Fedeport, es miembro del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y el viernes será secretario de la Junta Directiva de Asocelpa. Esto sin duda abre una puerta para la posible y futura sinergia entre las dos grandes patronales portuarias, Fedeport y Asocelpa, para unificar criterios y trabajar conjuntamente por el desarrollo del puerto y sus empresas, y quien sabe sin es la vía para la incorporación de Asociación de Consignatarios y Estibadores de Las Palmas (Asocelpa) a la Federación Canaria de Empresas Portuarias (Fedeport).


Esta situación se ve con buenos ojos por muchos de los que concurren a las elecciones del próximo viernes, también se ve con buenos ojos desde la dirección de la Autoridad Portuaria, y sin duda, por el propio sector portuario. El viernes saldremos de dudas.

2 Comentarios

1

#1 Que bonito te quedó lo de "quizás sea mejor la diversidad de centrales sindicales". Es el divide y vencerás de toda la vida pero en neolengua ...ya quisiera más de uno. Los empresarios bien unidos en sólo una o dos asociaciones , pero luego pretendes diversidad de centrales sindicales. MENUDO MORRO. LA UNIÓN HACE LA FUERZA compañero, por muy bonito que lo quieras poner. Y si sólo hay una o dos centrales sindicales, AJO Y AGUA. Al señorito sólo le faltó decir, que quizás lo mejor sea que los empresarios elijan a los representantes sindicales de los trabajodores. Pero eso sí, muy finamente oiga. En fin, todos tenemos derecho a soñar (incluidos los fachas neoliberales).

escrito por J. Vega 21/dic/17    14:39
2

Pues que gane el mejor candidato (aunque ya sabemos que la democracia- el mejor sistema conocido- no garantiza el acierto en la decisión). Sobre la unión del empresariado, decir que no me parece un fin en sí mismo sino - en el mejor de los casos- un medio para conseguir unos objetivos comunes de tal manera que la union6se subordina a los objetivos y no al revés. Lo mismo ocurre con la (pretendida por algunos) unificación sindical. Quizás sea mejor la diversidad de centrales sindicales y la legítima competencia entre ellas.

escrito por Ángel Cervantes 20/dic/17    18:09

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta