Artefactos flotantes

|

AntonioRB

_____

Palumbo y Puertos de Tenerife llevan casi medio año vendiendo las bondades de un dique flotante que se instalará en Granadilla y que será el mayor de los diques que hay en Canarias.

_____ 

No deja de sorprendernos, al menos a mi, el mutismo con el que se trata la información relativa al dique flotante que Palumbo Tenerife Shipyard pretende instalar en el Puerto de Granadilla. Hemos intentado contactar con la compañía Palumbo y la propia Autoridad Portuaria, sin tener éxito.


Después de anunciarse septiembre como fecha prevista, y más tarde octubre, finalmente llegó a principios de enero la mitad aproximadamente del mencionado dique, además, rodeado de un embargo y detención del remolcador que lo trasladó hacia el puerto del sur tinerfeño, el 'De Zhou'. 


Algunas fuentes achacan esta llegada de una de las partes a los efectos de los huracanes en la zona del Caribe que le causaron daños hasta el punto de que se partió en dos mitades y por ello se decidió trasladarla así, en dos bloques. Y la otra mitad, simplemente está en camino o vendrá más adelante.


Otras fuentes aseguran que la otra mitad yace en el fondo del mar. Se ha hundido. Esta segunda teoría, e incluso especulación, se sustenta en el propio retraso y mutismo que se mantiene sobre este hecho. Además, cabe preguntarse ¿por qué no trajeron ambas partes de manera simultánea?.


Una tercera variante defiende que aunque no se ha hundido, no va a venir a Tenerife, ya que el coste de la reparación de unir ambas partes supera a su valor de mercado. Defienden los defensores de este último argumento que la compra se cerró por el valor de chatarra del dique flotante. Su reparación tras los daños del temporal incrementaría su costo por encima de lo que es viable para la compañía que lo compró. Y en caso de que su puesta en funcionamiento no fuera rentable, se desprenderían del mencionado dique como chatarra.


No tardaremos mucho en saber cuál de estas variantes es la cierta. Y de ser así, descubriremos si la mitad que ya está en Tenerife se pondrá en funcionamiento o también corre el riesgo de convertirse en chatarra.


Una lástima que un suceso de la naturaleza tuerza un proyecto que dotaba a Tenerife de un astillero o dique flotante, que contribuiría a consolidar la política emprendida por la Autoridad Portuaria de Tenerife de reforzar y apoyar un sector como el de las reparaciones navales, en auge y muy sólido en el Puerto vecino de Las Palmas. 


Por otro lado, la empresa Tenerife Shipyards, propiedad de Hidramar, también maneja entre sus planes de futuro colocar un dique flotante en el Puerto de Tenerife. Y seguro que espera acontecimientos de cómo se resolverá esta situación porque es un competidor natural del dique flotante.


Este dique, si llegara a instalarse tendría 270 metros de eslora y 78 metros de manga, magnitudes considerables si se comparan con Astican que tiene capacidad para atender buques de 220 metros de eslora, o Repnaval que la tienes para buques con una eslora algo superior a los 125 metros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta