​La CECIR aprueba la aplicación económica del III Convenio Colectivo de Puertos del Estado y Autoridades Portuarias

|

Puertos del Estado   Sede

_____

La semana pasada UGT, CCOO y CIG anunciaron que retomarían las movilizaciones, concentrándose a las puertas del Congreso de los Diputados el próximo día 16 de junio, exigiendo responsabilidades y llevando el conflicto a los puertos, ahora que podía retomarse, en cierta medida, el tráfico de cruceros

_____

Tras la firma del III Convenio Colectivo de los puertos en abril de 2019 y su publicación en el BOE en junio de ese mismo año, han sido necesarios dos años de dura negociación y presión de los sindicatos firmantes, UGT, CCOO y CIG, para poder desbloquear la preceptiva autorización de las partidas económicas pactadas por parte de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR).


Una negociación que desembocó a finales de 2020 en movilizaciones de los citados sindicatos, un encierro en la sede de Puertos del Estado durante diecisiete días y unos acuerdos que quedaron plasmados en sendas actas de 11 de febrero y 24 de marzo de2021 y que, incomprensiblemente, continuaban sin cumplirse.


Así, la semana pasada UGT, CCOO y CIG anunciaron que retomarían las movilizaciones, concentrándose a las puertas del Congreso de los Diputados el próximo día 16 de junio, exigiendo responsabilidades y llevando el conflicto a los puertos, ahora que podía retomarse, en cierta medida, el tráfico de cruceros.


En este periodo, han sido necesarias, según exponen los sindicatos, innumerables reuniones con gran parte del arco parlamentario, tanto de índole nacional como autonómico, con grupos políticos, con altas instancias de todos los ministerios implicados, Proposiciones No de Ley introducidas en los parlamentos autonómicos, comunicados, cartas, notas de prensa, en resumen, un sinfín de actuaciones y de presión que finalmente han dado sus frutos.


La aplicación de las partidas económicas significa que los trabajadores y trabajadoras de Puertos del Estado y de las Autoridades Portuarias van a percibir los atrasos de las retribuciones que venían ya percibiendo el resto de los empleados públicos en elejercicio 2020 y que van a poder acceder a la adecuada cualificación profesional que requiere el buen funcionamiento de los puertos.


Esto supone que se dota de una adicional económica del 1,6%, con carácter anual, para implantar medidas de productividad y para formar y cualificar a la plantilla de los puertos, cuestión que, debido al retraso en la autorización del Convenio, se había constituido en una reclamación inaplazable, tanto por parte de los trabajadores y trabajadoras como de las Autoridades Portuarias y de Puertos del Estado.


"No podemos olvidar que los puertos de interés general del Estado no dependen de los Presupuestos Generales del Estado, es decir se autofinancian, generan beneficios económicos anuales de en torno a los 300 millones de euros, incluso en el ejercicio 2020 se cifró este beneficio en 104 millones de euros a pesar de la crisis generada por la pandemia y que, como el propio proyecto de Marco Estratégico del sector establece, es imprescindible responder a las exigencias del mercado (digitalización, intermodalidad, medioambiente, seguridad, control del tráfico marítimo…)", matizan los sindicatos.


Se trata de un Convenio con una vigencia de ocho años, ya que era necesario un marco jurídico claro y amplio para solventar las ineficiencias generadas por el periodo de austeridad que sumió al sector, desde 2010, en una profunda crisis de relaciones laborales y la imposibilidad de adaptar los puestos de trabajo a lo que reclama la prestación de los servicios que tienen encomendados por la Ley de Puertos las Autoridades Portuarias.


Desde los sindicatos firmantes del III Convenio Colectivo de los puertos afirman que "el sector está de enhorabuena". "Por supuesto, es una buena noticia para los trabajadores y trabajadoras pero también lo es para las Autoridades Portuarias y Puertos del Estado, que van a poder afrontar los retos que exige un mundo globalizado muy competitivo, adecuando su mayor recurso, las personas, a sus necesidades operativas en un marco de relaciones laborales estable", sentencian.


Sin embargo, los sindicatos matizan que "Sin perjuicio de lo anteriormente expuesto, la autorización de las partidas económicas del Convenio de los puertos, siendo un hito muy positivo, solo es el principio del verdadero objetivo que debe guiar el duro trabajo que inmediatamente se debe comenzar a andar, dotar a los trabajadores y trabajadoras de la adecuada cualificación profesional y responder a las necesidades operativas con medidas de productividad, cuestión que debe alcanzar a toda la plantilla de los puertos".

​La CECIR aprueba la aplicación económica del III Convenio Colectivo de Puertos del Estado y Autoridades Portuarias

|

Puertos del Estado   Sede

_____

La semana pasada UGT, CCOO y CIG anunciaron que retomarían las movilizaciones, concentrándose a las puertas del Congreso de los Diputados el próximo día 16 de junio, exigiendo responsabilidades y llevando el conflicto a los puertos, ahora que podía retomarse, en cierta medida, el tráfico de cruceros

_____

Tras la firma del III Convenio Colectivo de los puertos en abril de 2019 y su publicación en el BOE en junio de ese mismo año, han sido necesarios dos años de dura negociación y presión de los sindicatos firmantes, UGT, CCOO y CIG, para poder desbloquear la preceptiva autorización de las partidas económicas pactadas por parte de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR).


Una negociación que desembocó a finales de 2020 en movilizaciones de los citados sindicatos, un encierro en la sede de Puertos del Estado durante diecisiete días y unos acuerdos que quedaron plasmados en sendas actas de 11 de febrero y 24 de marzo de2021 y que, incomprensiblemente, continuaban sin cumplirse.


Así, la semana pasada UGT, CCOO y CIG anunciaron que retomarían las movilizaciones, concentrándose a las puertas del Congreso de los Diputados el próximo día 16 de junio, exigiendo responsabilidades y llevando el conflicto a los puertos, ahora que podía retomarse, en cierta medida, el tráfico de cruceros.


En este periodo, han sido necesarias, según exponen los sindicatos, innumerables reuniones con gran parte del arco parlamentario, tanto de índole nacional como autonómico, con grupos políticos, con altas instancias de todos los ministerios implicados, Proposiciones No de Ley introducidas en los parlamentos autonómicos, comunicados, cartas, notas de prensa, en resumen, un sinfín de actuaciones y de presión que finalmente han dado sus frutos.


La aplicación de las partidas económicas significa que los trabajadores y trabajadoras de Puertos del Estado y de las Autoridades Portuarias van a percibir los atrasos de las retribuciones que venían ya percibiendo el resto de los empleados públicos en elejercicio 2020 y que van a poder acceder a la adecuada cualificación profesional que requiere el buen funcionamiento de los puertos.


Esto supone que se dota de una adicional económica del 1,6%, con carácter anual, para implantar medidas de productividad y para formar y cualificar a la plantilla de los puertos, cuestión que, debido al retraso en la autorización del Convenio, se había constituido en una reclamación inaplazable, tanto por parte de los trabajadores y trabajadoras como de las Autoridades Portuarias y de Puertos del Estado.


"No podemos olvidar que los puertos de interés general del Estado no dependen de los Presupuestos Generales del Estado, es decir se autofinancian, generan beneficios económicos anuales de en torno a los 300 millones de euros, incluso en el ejercicio 2020 se cifró este beneficio en 104 millones de euros a pesar de la crisis generada por la pandemia y que, como el propio proyecto de Marco Estratégico del sector establece, es imprescindible responder a las exigencias del mercado (digitalización, intermodalidad, medioambiente, seguridad, control del tráfico marítimo…)", matizan los sindicatos.


Se trata de un Convenio con una vigencia de ocho años, ya que era necesario un marco jurídico claro y amplio para solventar las ineficiencias generadas por el periodo de austeridad que sumió al sector, desde 2010, en una profunda crisis de relaciones laborales y la imposibilidad de adaptar los puestos de trabajo a lo que reclama la prestación de los servicios que tienen encomendados por la Ley de Puertos las Autoridades Portuarias.


Desde los sindicatos firmantes del III Convenio Colectivo de los puertos afirman que "el sector está de enhorabuena". "Por supuesto, es una buena noticia para los trabajadores y trabajadoras pero también lo es para las Autoridades Portuarias y Puertos del Estado, que van a poder afrontar los retos que exige un mundo globalizado muy competitivo, adecuando su mayor recurso, las personas, a sus necesidades operativas en un marco de relaciones laborales estable", sentencian.


Sin embargo, los sindicatos matizan que "Sin perjuicio de lo anteriormente expuesto, la autorización de las partidas económicas del Convenio de los puertos, siendo un hito muy positivo, solo es el principio del verdadero objetivo que debe guiar el duro trabajo que inmediatamente se debe comenzar a andar, dotar a los trabajadores y trabajadoras de la adecuada cualificación profesional y responder a las necesidades operativas con medidas de productividad, cuestión que debe alcanzar a toda la plantilla de los puertos".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Fec43f71 8a2d 49f4 8378 94a941e8c9cc 16 9 discover aspect ratio default 0

Por Manuel Marrero @manolomarrerom

Diputado del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias

Comenta

Encuesta