Orchestral Manoeuvres in the Dark

|


_____

Magnífica banda británica de synth pop y new wave de los años 80 que a muchos nos deleitó con su fantístico ritmo y sonido. Hoy esta frase españolizada "Maniobras orquestales en la oscuridad" quizá nos lleve a pensar más, en maniobras de otra índole, con fines más oscuros y premeditados

_____

Que el Puerto de Tenerife y la propia Autoridad Portuaria de Tenerife no está pasando su mejor momento creo que es visible desde todas las ópticas. Que hay una maniobra política bien trazada que se quiere aprovechar de esta circunstancia, también.


En las últimas semanas hemos visto una campaña algo encubierta en la que distintas organizaciones y administraciones han emprendido una batalla de acoso y en algunas ocasiones de descrédito contra este organismo.


Hay que decir, y esta es una percepción personal, que la actividad puramente portuaria es escasa o no existe institucionalmente, al menos no es visible, y sí lo es la más relacionada con las actividades puerto-ciudad.


Dicho ésto, el puerto es, y debe seguir siendo así, un generador de economía de primer orden para Tenerife y para Canarias, y los operadores (muchos de ellos me han mostrado su preocupación por esa situación y así me lo trasladan) son la clave.


Contribuir a la fortaleza del puerto se hace arrimando el hombro, empujando en una dirección y de la mano de los empresarios, a quienes las administraciones e instituciones deberían tender todos los puentes y allanarles el camino porque de ellos viene la generación de negocio, más allá del de las grandes obras de infraestructuras que terminarán por acabarse más pronto que tarde.


Por otro lado, no hay que olvidar ese refrán tan socorrido que dice "de aquellos polvos vienen estos lodos" en referencia a que la gestión portuaria se mide en periodos que van más allás de 2, 3 o 4 años. Es una gestión de relevos donde el siguiente arrastra las decisiones adoptadas, sean buenas o malas. Si no, miremos el Puerto de Granadilla, una obra sobre la que se apostó con fuerza desde la época de Luis Suárez Trenor y uno tras otro, los presidentes han tenido que bregar con ella hasta la actualidad, y aún no está concluida ni operativa al 100 por 100, después de más de 10 años del inicio de las obras.


Los tiempos en los que estamos, a las puertas de iniciar una remontada de esta crisis generada por la pandemia, no nos debieran permitir desviarnos ni un ápice del interés general que es fortalecer este puerto, como otros de Canarias, porque así estaremos contribuyendo a fortalecer nuestro tejido productivo.


Esta maniobra, a simple vista desestabilizadora, pretende despertar el germen nacionalista de baja estofa, haciendo ver que lo de fuera es peor, que hay que mirarse el ombligo y que los defensores de los nuestro son los que son, no los que nos pretenden dirigir desde allende los mares. Se olvidan de que el tejido productivo de este puerto de Tenerife, como el del vecino Puerto de Las Palmas está lleno de empresas y compañías asentadas aquí, algunas desde hace muchas décadas, pero que tienen su sede en otros lares y contribuyen al menos de la misma manera que las empresas canarias. Baste mirar para Hamilton, propiedad de una compañía catalana; Boluda, de origen valenciano; Astican con un componente internacional, de origen griego; Zamakona, de procedencia vasca; Fred. Olsen, de origen noruego, y multitud de consignatarios y operadores logísticos de todas partes del territorio nacional o internacional, e incluso Naviera Armas, hoy en manos de fondos financieros y socios probablemente internacionales, por nombrar algunas del sector portuario.


No me gustaría ver cómo estalla una organización como la Autoridad Portuaria para que la metralla haga mella en los gestores de otras instituciones, porque a la postre el daño que se le hará al Puerto de Tenerife no se restituirá fácilmente, en un entorno muy competitivo con otros puertos en las cercanías que también pujan por ganar mercado y espacio en el entramado internacional marítimo.

Orchestral Manoeuvres in the Dark

|


_____

Magnífica banda británica de synth pop y new wave de los años 80 que a muchos nos deleitó con su fantístico ritmo y sonido. Hoy esta frase españolizada "Maniobras orquestales en la oscuridad" quizá nos lleve a pensar más, en maniobras de otra índole, con fines más oscuros y premeditados

_____

Que el Puerto de Tenerife y la propia Autoridad Portuaria de Tenerife no está pasando su mejor momento creo que es visible desde todas las ópticas. Que hay una maniobra política bien trazada que se quiere aprovechar de esta circunstancia, también.


En las últimas semanas hemos visto una campaña algo encubierta en la que distintas organizaciones y administraciones han emprendido una batalla de acoso y en algunas ocasiones de descrédito contra este organismo.


Hay que decir, y esta es una percepción personal, que la actividad puramente portuaria es escasa o no existe institucionalmente, al menos no es visible, y sí lo es la más relacionada con las actividades puerto-ciudad.


Dicho ésto, el puerto es, y debe seguir siendo así, un generador de economía de primer orden para Tenerife y para Canarias, y los operadores (muchos de ellos me han mostrado su preocupación por esa situación y así me lo trasladan) son la clave.


Contribuir a la fortaleza del puerto se hace arrimando el hombro, empujando en una dirección y de la mano de los empresarios, a quienes las administraciones e instituciones deberían tender todos los puentes y allanarles el camino porque de ellos viene la generación de negocio, más allá del de las grandes obras de infraestructuras que terminarán por acabarse más pronto que tarde.


Por otro lado, no hay que olvidar ese refrán tan socorrido que dice "de aquellos polvos vienen estos lodos" en referencia a que la gestión portuaria se mide en periodos que van más allás de 2, 3 o 4 años. Es una gestión de relevos donde el siguiente arrastra las decisiones adoptadas, sean buenas o malas. Si no, miremos el Puerto de Granadilla, una obra sobre la que se apostó con fuerza desde la época de Luis Suárez Trenor y uno tras otro, los presidentes han tenido que bregar con ella hasta la actualidad, y aún no está concluida ni operativa al 100 por 100, después de más de 10 años del inicio de las obras.


Los tiempos en los que estamos, a las puertas de iniciar una remontada de esta crisis generada por la pandemia, no nos debieran permitir desviarnos ni un ápice del interés general que es fortalecer este puerto, como otros de Canarias, porque así estaremos contribuyendo a fortalecer nuestro tejido productivo.


Esta maniobra, a simple vista desestabilizadora, pretende despertar el germen nacionalista de baja estofa, haciendo ver que lo de fuera es peor, que hay que mirarse el ombligo y que los defensores de los nuestro son los que son, no los que nos pretenden dirigir desde allende los mares. Se olvidan de que el tejido productivo de este puerto de Tenerife, como el del vecino Puerto de Las Palmas está lleno de empresas y compañías asentadas aquí, algunas desde hace muchas décadas, pero que tienen su sede en otros lares y contribuyen al menos de la misma manera que las empresas canarias. Baste mirar para Hamilton, propiedad de una compañía catalana; Boluda, de origen valenciano; Astican con un componente internacional, de origen griego; Zamakona, de procedencia vasca; Fred. Olsen, de origen noruego, y multitud de consignatarios y operadores logísticos de todas partes del territorio nacional o internacional, e incluso Naviera Armas, hoy en manos de fondos financieros y socios probablemente internacionales, por nombrar algunas del sector portuario.


No me gustaría ver cómo estalla una organización como la Autoridad Portuaria para que la metralla haga mella en los gestores de otras instituciones, porque a la postre el daño que se le hará al Puerto de Tenerife no se restituirá fácilmente, en un entorno muy competitivo con otros puertos en las cercanías que también pujan por ganar mercado y espacio en el entramado internacional marítimo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Fec43f71 8a2d 49f4 8378 94a941e8c9cc 16 9 discover aspect ratio default 0

Por Manuel Marrero @manolomarrerom

Diputado del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias

Comenta

Encuesta