La Estación de Series Temporales en el Océano de las Islas Canarias (ESTOC), punto principal en el diagnóstico del cambio climático

|

ESTOC   plocan

_____

Desde hace más de 25 años, la ESTOC, situada a 60 millas náuticas al norte de Gran Canaria a una profundidad de 3.670 metros, genera y registra series temporales meteorológicas y oceanográficas a largo plazo en el Centro-Este del Atlántico Norte

_____

La situación actual del clima ha configurado a la Estación de Series Temporales en el Océano de las Islas Canarias (ESTOC) como un punto principal en el diagnóstico de los cambios que se vienen produciendo, de referencia para las nuevas tecnologías y como laboratorio de nuevos ensayos que permitan establecer, junto a los modelos climáticos, escenarios reales de futuro.


Así lo expresó el oceanógrafo, investigador y gestor de proyectos de la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), Andrés Cianca, en el webinar organizado por PLOCAN ”La serie temporal ESTOC, presente y futuro”, en la que ha participado junto a Melchor González Dávila, catedrático de la ULPGC y director del grupo de Química Marina del Instituto de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG); a Javier Arístegui, catedrático de Ecología y coordinador del grupo Oceanografía Biológica en el IOCAG-ULPGC y Alfredo Izquierdo, profesor contratado doctor de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de Cádiz.


El webinar fue introducido por el responsable del Observatorio de PLOCAN Eric Delory, y en la mesa redonda contó con la participación adicional de Fitz Fernández Pérez, profesor de investigación del departamento de Oceanografía del Instituto de Investigaciones Marinas.


Desde hace más de 25 años, la ESTOC, situada a 60 millas náuticas al norte de Gran Canaria a una profundidad de 3.670 metros, genera y registra series temporales meteorológicas y oceanográficas a largo plazo en el Centro-Este del Atlántico Norte, siendo una de las pocas estaciones que permiten contribuir al estudio del cambio del clima y de las tendencias físico-químicas del océano, contribuyendo a la previsión climática y al conocimiento del estado del ecosistema oceánico.


La ESTOC, que genera observaciones hidrográficas y biogeoquímicas, con el fin de evaluar cambios en el océano a corto y largo plazo, forma un tándem perfecto con otra estación (BATS) que se localiza cerca de las islas Bermudas. Ambas, ubicadas en cada borde del giro subtropical del Atlántico Norte, producen observaciones que favorecen el conocimiento de esta vasta área del océano, ha destacado Cianca.


En oceanografía un programa de series temporales consiste en llevar a cabo observaciones de forma continuada durante largos periodos de tiempo en algunos lugares del océano. Estas observaciones permiten estudiar las variaciones y los cambios del estado del océano tanto a corto plazo como aquellas variaciones con periodos incluso de décadas.


Melchor González Dávila, responsable de las medidas de las variables del sistema del dióxido de carbono en la ESTOC desde su establecimiento, en octubre de 1995, ha indicado en su ponencia “ESTOC, tendencias de CO2 para el Atlántico del futuro”, que las variables medidas incluyen en todo el perfil de la columna de 3650 metros los valores de pH espectrofotométrico en escala total a la temperatura de 25ºC, la alcalinidad total y a partir del año 2004 medidas del carbono inorgánico total disuelto.


Javier Arístegui, ha tratado sobre “El sistema de monitorización profundo de flujo de partículas y secuestro de carbono en el océano (FLUCARO)”, que busca reponer y actualizar un servicio que ya existía anteriormente de trampas de sedimento y correntímetros, gestionado por la Universidad de Bremen (Alemania) entre 1991 y 2009, como parte de la ESTOC, que forma parte de la infraestructura europea EMSO (Observatorio Europeo Multidisciplinar del Lecho Marino y de la Columna de Agua).


FLUCARO, ha explicado, tendrá un equipamiento innovador, con tecnología de nueva generación, como plataformas bio-ópticas, trampas de sedimento con geles o perfiladores de visión submarina, etc., para el estudio de tasas de sedimentación y remineralización de partículas, complementará el sistema de monitorización de CO2 actualmente existente y contribuirá a la necesidad imperante de registro de datos biogeoquímicos marinos muy demandados para actualizar los modelos climáticos, añadió.


La ESTOC puede convertirse en una herramienta muy valiosa para la educación y formación en las Ciencias Marinas

En su ponencia “ESTOC como herramienta para la educación y formación en Ciencias Marinas”, Alfredo Izquierdo, profesor contratado doctor de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de Cádiz ha manifestado que las Ciencias Marinas han experimentado un progreso vertiginoso en las últimas décadas fruto de los avances en sistemas de observación, el desarrollo de la computación de altas prestaciones y el aumento de la capacidad de almacenamiento, acceso y análisis de la información.


Este mismo progreso, ha advertido, demanda nuevas competencias para el alumnado, planteando un enorme desafío a la formación en Ciencias Marinas, máxime cuando los programas universitarios adolecen de poca flexibilidad y por tanto de escasa capacidad de adaptación. El potencial de ESTOC, con un enfoque pedagógico adecuado, puede convertirse en una herramienta muy valiosa para la educación y formación en las Ciencias Marinas, concluyó.

___________________________________

Jornada completa en YouTube

La Estación de Series Temporales en el Océano de las Islas Canarias (ESTOC), punto principal en el diagnóstico del cambio climático

|

ESTOC   plocan

_____

Desde hace más de 25 años, la ESTOC, situada a 60 millas náuticas al norte de Gran Canaria a una profundidad de 3.670 metros, genera y registra series temporales meteorológicas y oceanográficas a largo plazo en el Centro-Este del Atlántico Norte

_____

La situación actual del clima ha configurado a la Estación de Series Temporales en el Océano de las Islas Canarias (ESTOC) como un punto principal en el diagnóstico de los cambios que se vienen produciendo, de referencia para las nuevas tecnologías y como laboratorio de nuevos ensayos que permitan establecer, junto a los modelos climáticos, escenarios reales de futuro.


Así lo expresó el oceanógrafo, investigador y gestor de proyectos de la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), Andrés Cianca, en el webinar organizado por PLOCAN ”La serie temporal ESTOC, presente y futuro”, en la que ha participado junto a Melchor González Dávila, catedrático de la ULPGC y director del grupo de Química Marina del Instituto de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG); a Javier Arístegui, catedrático de Ecología y coordinador del grupo Oceanografía Biológica en el IOCAG-ULPGC y Alfredo Izquierdo, profesor contratado doctor de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de Cádiz.


El webinar fue introducido por el responsable del Observatorio de PLOCAN Eric Delory, y en la mesa redonda contó con la participación adicional de Fitz Fernández Pérez, profesor de investigación del departamento de Oceanografía del Instituto de Investigaciones Marinas.


Desde hace más de 25 años, la ESTOC, situada a 60 millas náuticas al norte de Gran Canaria a una profundidad de 3.670 metros, genera y registra series temporales meteorológicas y oceanográficas a largo plazo en el Centro-Este del Atlántico Norte, siendo una de las pocas estaciones que permiten contribuir al estudio del cambio del clima y de las tendencias físico-químicas del océano, contribuyendo a la previsión climática y al conocimiento del estado del ecosistema oceánico.


La ESTOC, que genera observaciones hidrográficas y biogeoquímicas, con el fin de evaluar cambios en el océano a corto y largo plazo, forma un tándem perfecto con otra estación (BATS) que se localiza cerca de las islas Bermudas. Ambas, ubicadas en cada borde del giro subtropical del Atlántico Norte, producen observaciones que favorecen el conocimiento de esta vasta área del océano, ha destacado Cianca.


En oceanografía un programa de series temporales consiste en llevar a cabo observaciones de forma continuada durante largos periodos de tiempo en algunos lugares del océano. Estas observaciones permiten estudiar las variaciones y los cambios del estado del océano tanto a corto plazo como aquellas variaciones con periodos incluso de décadas.


Melchor González Dávila, responsable de las medidas de las variables del sistema del dióxido de carbono en la ESTOC desde su establecimiento, en octubre de 1995, ha indicado en su ponencia “ESTOC, tendencias de CO2 para el Atlántico del futuro”, que las variables medidas incluyen en todo el perfil de la columna de 3650 metros los valores de pH espectrofotométrico en escala total a la temperatura de 25ºC, la alcalinidad total y a partir del año 2004 medidas del carbono inorgánico total disuelto.


Javier Arístegui, ha tratado sobre “El sistema de monitorización profundo de flujo de partículas y secuestro de carbono en el océano (FLUCARO)”, que busca reponer y actualizar un servicio que ya existía anteriormente de trampas de sedimento y correntímetros, gestionado por la Universidad de Bremen (Alemania) entre 1991 y 2009, como parte de la ESTOC, que forma parte de la infraestructura europea EMSO (Observatorio Europeo Multidisciplinar del Lecho Marino y de la Columna de Agua).


FLUCARO, ha explicado, tendrá un equipamiento innovador, con tecnología de nueva generación, como plataformas bio-ópticas, trampas de sedimento con geles o perfiladores de visión submarina, etc., para el estudio de tasas de sedimentación y remineralización de partículas, complementará el sistema de monitorización de CO2 actualmente existente y contribuirá a la necesidad imperante de registro de datos biogeoquímicos marinos muy demandados para actualizar los modelos climáticos, añadió.


La ESTOC puede convertirse en una herramienta muy valiosa para la educación y formación en las Ciencias Marinas

En su ponencia “ESTOC como herramienta para la educación y formación en Ciencias Marinas”, Alfredo Izquierdo, profesor contratado doctor de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de Cádiz ha manifestado que las Ciencias Marinas han experimentado un progreso vertiginoso en las últimas décadas fruto de los avances en sistemas de observación, el desarrollo de la computación de altas prestaciones y el aumento de la capacidad de almacenamiento, acceso y análisis de la información.


Este mismo progreso, ha advertido, demanda nuevas competencias para el alumnado, planteando un enorme desafío a la formación en Ciencias Marinas, máxime cuando los programas universitarios adolecen de poca flexibilidad y por tanto de escasa capacidad de adaptación. El potencial de ESTOC, con un enfoque pedagógico adecuado, puede convertirse en una herramienta muy valiosa para la educación y formación en las Ciencias Marinas, concluyó.

___________________________________

Jornada completa en YouTube

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad

opinión

JoseMariaPedrosaJamar 2

By José María Pedrosa Jamar

Director Marine&Logistics Norte, Aon

Comenta
Eduardo martin

by Eduardo Martín Garrido

Experto en supply chain


Comenta
CAPT.ANTONIOM.PADRONYSANTIAGO

By Capt. Antonio M. Padrón y Santiago

Embajador Marítimo de Buena Voluntad de la OMI. Consejero Técnico de Seguridad y Medio Ambiente. Dirección General de la Marina Mercante. España

Comenta
Manuel Marrero   Podemos Canarias

Por Manuel Marrero @manolomarrerom

Diputado del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias

Comenta

Encuesta

Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad