La investigación de Fomento sobre el Oleg Naydenov detecta varias deficiencias en la gestión de la emergencia en el Puerto de Las Palmas

|


En cuanto a la decisión de sacar el buque a la mar, que terminó con el hundimiento del mismo, el informe sentencia que es difícilmente evaluable en cuanto a su idoneidad dadas las circunstancias en que se tomó dicha decisión, fruto de imprecisiones en la evaluación de la escora, la inexistencia de un puesto de mando de los bomberos y el cansancio que reinaba entre éstos, la falta de evaluación de los riesgos en caso de hundimiento o la precipitada salida al mar que impidió terminar de actuar sobre el casco.


El informe ha sido elaborado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM) tras el incendio ocurrido en el Puerto de Las Palmas en el buque de pesca y factoría de bandera rusa Oleg Naydenov que, finalmente, fue sacado del puerto y terminó hundiéndose al sur de Gran Canaria causando un vertido que obligó a intervenir para taponar las fugas, al igual que a la limpieza de zonas contaminadas por el vertido.


Un polémico accidente del que en acusaciones cruzadas se culpó a la Autoridad Portuaria y a Capitanía Marítima por haber sacado al buque del puerto y dejarlo hundir en un lugar de difícil acceso, en el que fue muy costoso técnica y económicamente su sellado.


Este informe concluye que hubo deficiencias en muchos de los intervinientes y centra una parte de éstas en las deficiencias en formación específica y recursos del Consorcio de Bomberos, dependiente del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, aunque están financiados por un convenio con la Autoridad Portuaria; otra parte recae sobre la propia Autoridad Portuaria por los inadecuados medios disponibles para este tipo de incedios, pero también sobre el resto de intervinientes.


En cuando a la decisión de sacar el buque a la mar, que terminó con el hundimiento del mismo, el informe sentencia que es difícilmente evaluable en cuanto a su idoneidad dado las circunstancias en que se tomó dicha decisión, fruto de imprecisiones en la evaluación de la escora, la inexistencia de un puesto de mando de los bomboreros y el cansancio que reinaba, la falta de evaluación de los riesgos en caso de hundimiento, o la precipitada salida al mar que impidió terminar de actuar sobre el casco.

Conclusiones


El incendio y posterior hundimiento del Oleg Naydenov se debió, como ocurre usualmente, a una concatenación de sucesos que pueden ser clasificados como propios del buque o de las circunstancias ajenas devenidas.


El lugar en que comenzó el incendio está claramente identificado, así como la participación del combustible de los auxiliares en el origen o al menos en la propagación del fuego. Las operaciones de mantenimiento en ambos motores auxiliares implicaron el desmontaje de numerosos de sus elementos, lo que aconsejaba una vigilancia más directa de su funcionamiento durante las pruebas. No obstante, las pruebas exhaustivas de los nuevos equipamientos eléctricos y la necesidad de remates de los trabajos de astillero ante la inminente salida del buque tuvieron como consecuencia que el escaso personal que se encontraba en la máquina en el momento de desencadenarse el fuego, atendiendo a diversos remates o trabajos complementarios, no reaccionara con la suficiente premura. Esto denota una planificación inadecuada en la política de mantenimiento de la compañía armadora, que debió prever la realización de pruebas de equipos esenciales con más personal y con el buque en condiciones de mayor seguridad.


La rápida extensión de fuego y el humo indica que el flujo de combustible no se cerró, al menos en los primeros momentos, lo que sumado al constante aporte de aire para la combustión, debido a que las puertas de pasillos y locales se encontraban abiertas para facilitar el “arranchado” del buque, impidió la extinción inicial del fuego.


La hora en que se produjo el incendio, que era la de comer, supuso que la tripulación no estaba en sus tareas de almacenaje de pertrechos y provisión, lo que dificultó el aislamiento de la zona del incendio. A pesar de que la movilización del equipo de intervención del buque fue práctcamente inmediata, sus esfuerzos por sofocar el fuego fueron improductivos por la imposibilidad de cerrar las puertas, por lo que el halón inyectado en la sala de máquinas no produjo el efecto deseado.


La respuesta, una vez comunicada la emergencia al Centro Control de Servicios del Puerto, fue razonablemente eficaz a la vista del tiempo transcurrido hasta la llegada de los equipos de bomberos, sin embargo el análisis de la situación a bordo y las medidas a adoptar para combatir el fuego, en algunos de sus aspectos fueron inadecuadas, ya que, según el informe, las dimensiones y complejidad del buque superaban el alcance de lo inicialmente estimado por los bomberos; no se aprovechó el conocimiento que la tripulación y los equipos de intervención del buque podrían haber proporcionado sobre la situación y características del mismo; no se disponía de espumógeno y/o no se valoró su utilización dado que era el único medio de sofocación existente; los equipos desplazados no disponían caudal y presión disponible suficiente; tampoco la red de abastecimiento de agua del puerto era suficiente para abastecer las necesidades que se presentaron.

Recomendaciones


A la compañía armadora del buque:

1. Que revise la política de mantenimiento de sus buques de manera que:

  • No se realicen pruebas de motores sin la debida supervisión constante por parte demiembros de la tripulación,
  • No se realicen pruebas de motores sin que el buque esté en las debidas condicionesde seguridad, y en particular sin que todos los medios de cierre y compartimentado estén en condiciones de garantizar la estanqueidad de la cámara de máquinas y la división eficaz del buque.


A la Autoridad Portuaria de Las Palmas:

2. Que revise el convenio suscrito con el Ayuntamiento de Las Palmas, en el sentido de que se contemple que los Bomberos de Las Palmas dispongan de una sección de personal con formación especializada y dotada de equipamiento específico para combatir incendios a bordo de buques.


A los Bomberos de Las Palmas:

3. Que proporcione formación específica a sus dotaciones para combatir incendios a bordo de buques.


Al Ministerio de Fomento y al Ministerio del Interior:

4. Que los planes de emergencia en caso de accidente marítimo incorporen procedimientos de coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con la Dirección de la Emergencia, para garantizar que los tripulantes de los buques accidentados permanezcan en el lugar del accidente mientras pueda ser requerida su colaboración por la Dirección de la Emergencia.


INFORME COMPLETO: INFORME CIAIM-01/2016 DEl INCENDIO Y POSTERIOR HUNDIMIENTO DEL PESQUERO OLEG NAYDENOV



La investigación de Fomento sobre el Oleg Naydenov detecta varias deficiencias en la gestión de la emergencia en el Puerto de Las Palmas

|


En cuanto a la decisión de sacar el buque a la mar, que terminó con el hundimiento del mismo, el informe sentencia que es difícilmente evaluable en cuanto a su idoneidad dadas las circunstancias en que se tomó dicha decisión, fruto de imprecisiones en la evaluación de la escora, la inexistencia de un puesto de mando de los bomberos y el cansancio que reinaba entre éstos, la falta de evaluación de los riesgos en caso de hundimiento o la precipitada salida al mar que impidió terminar de actuar sobre el casco.


El informe ha sido elaborado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM) tras el incendio ocurrido en el Puerto de Las Palmas en el buque de pesca y factoría de bandera rusa Oleg Naydenov que, finalmente, fue sacado del puerto y terminó hundiéndose al sur de Gran Canaria causando un vertido que obligó a intervenir para taponar las fugas, al igual que a la limpieza de zonas contaminadas por el vertido.


Un polémico accidente del que en acusaciones cruzadas se culpó a la Autoridad Portuaria y a Capitanía Marítima por haber sacado al buque del puerto y dejarlo hundir en un lugar de difícil acceso, en el que fue muy costoso técnica y económicamente su sellado.


Este informe concluye que hubo deficiencias en muchos de los intervinientes y centra una parte de éstas en las deficiencias en formación específica y recursos del Consorcio de Bomberos, dependiente del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, aunque están financiados por un convenio con la Autoridad Portuaria; otra parte recae sobre la propia Autoridad Portuaria por los inadecuados medios disponibles para este tipo de incedios, pero también sobre el resto de intervinientes.


En cuando a la decisión de sacar el buque a la mar, que terminó con el hundimiento del mismo, el informe sentencia que es difícilmente evaluable en cuanto a su idoneidad dado las circunstancias en que se tomó dicha decisión, fruto de imprecisiones en la evaluación de la escora, la inexistencia de un puesto de mando de los bomboreros y el cansancio que reinaba, la falta de evaluación de los riesgos en caso de hundimiento, o la precipitada salida al mar que impidió terminar de actuar sobre el casco.

Conclusiones


El incendio y posterior hundimiento del Oleg Naydenov se debió, como ocurre usualmente, a una concatenación de sucesos que pueden ser clasificados como propios del buque o de las circunstancias ajenas devenidas.


El lugar en que comenzó el incendio está claramente identificado, así como la participación del combustible de los auxiliares en el origen o al menos en la propagación del fuego. Las operaciones de mantenimiento en ambos motores auxiliares implicaron el desmontaje de numerosos de sus elementos, lo que aconsejaba una vigilancia más directa de su funcionamiento durante las pruebas. No obstante, las pruebas exhaustivas de los nuevos equipamientos eléctricos y la necesidad de remates de los trabajos de astillero ante la inminente salida del buque tuvieron como consecuencia que el escaso personal que se encontraba en la máquina en el momento de desencadenarse el fuego, atendiendo a diversos remates o trabajos complementarios, no reaccionara con la suficiente premura. Esto denota una planificación inadecuada en la política de mantenimiento de la compañía armadora, que debió prever la realización de pruebas de equipos esenciales con más personal y con el buque en condiciones de mayor seguridad.


La rápida extensión de fuego y el humo indica que el flujo de combustible no se cerró, al menos en los primeros momentos, lo que sumado al constante aporte de aire para la combustión, debido a que las puertas de pasillos y locales se encontraban abiertas para facilitar el “arranchado” del buque, impidió la extinción inicial del fuego.


La hora en que se produjo el incendio, que era la de comer, supuso que la tripulación no estaba en sus tareas de almacenaje de pertrechos y provisión, lo que dificultó el aislamiento de la zona del incendio. A pesar de que la movilización del equipo de intervención del buque fue práctcamente inmediata, sus esfuerzos por sofocar el fuego fueron improductivos por la imposibilidad de cerrar las puertas, por lo que el halón inyectado en la sala de máquinas no produjo el efecto deseado.


La respuesta, una vez comunicada la emergencia al Centro Control de Servicios del Puerto, fue razonablemente eficaz a la vista del tiempo transcurrido hasta la llegada de los equipos de bomberos, sin embargo el análisis de la situación a bordo y las medidas a adoptar para combatir el fuego, en algunos de sus aspectos fueron inadecuadas, ya que, según el informe, las dimensiones y complejidad del buque superaban el alcance de lo inicialmente estimado por los bomberos; no se aprovechó el conocimiento que la tripulación y los equipos de intervención del buque podrían haber proporcionado sobre la situación y características del mismo; no se disponía de espumógeno y/o no se valoró su utilización dado que era el único medio de sofocación existente; los equipos desplazados no disponían caudal y presión disponible suficiente; tampoco la red de abastecimiento de agua del puerto era suficiente para abastecer las necesidades que se presentaron.

Recomendaciones


A la compañía armadora del buque:

1. Que revise la política de mantenimiento de sus buques de manera que:

  • No se realicen pruebas de motores sin la debida supervisión constante por parte demiembros de la tripulación,
  • No se realicen pruebas de motores sin que el buque esté en las debidas condicionesde seguridad, y en particular sin que todos los medios de cierre y compartimentado estén en condiciones de garantizar la estanqueidad de la cámara de máquinas y la división eficaz del buque.


A la Autoridad Portuaria de Las Palmas:

2. Que revise el convenio suscrito con el Ayuntamiento de Las Palmas, en el sentido de que se contemple que los Bomberos de Las Palmas dispongan de una sección de personal con formación especializada y dotada de equipamiento específico para combatir incendios a bordo de buques.


A los Bomberos de Las Palmas:

3. Que proporcione formación específica a sus dotaciones para combatir incendios a bordo de buques.


Al Ministerio de Fomento y al Ministerio del Interior:

4. Que los planes de emergencia en caso de accidente marítimo incorporen procedimientos de coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con la Dirección de la Emergencia, para garantizar que los tripulantes de los buques accidentados permanezcan en el lugar del accidente mientras pueda ser requerida su colaboración por la Dirección de la Emergencia.


INFORME COMPLETO: INFORME CIAIM-01/2016 DEl INCENDIO Y POSTERIOR HUNDIMIENTO DEL PESQUERO OLEG NAYDENOV



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

1b

By José Rafael Díaz Hernández


Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition


Comenta
José Rafael Díaz

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
A1 1 1

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
José Mayor   Oneport

Por José Mayor

Presidente de la Comisión de Puertos de la Cámara de Comercio de Gran Canaria

Comenta

Encuesta