Repsol aumenta su beneficio neto un 35%

|


RepsolBeneficioNov


El beneficio neto y el beneficio neto ajustado en el tercer trimestre del ejercicio, 481 y 307 millones de euros, respectivamente, fueron muy superiores a los del tercer trimestre del año anterior.


Repsol obtuvo en los primeros nueve meses de 2016 un beneficio neto de 1.120 millones de euros, lo que supone un 35% de aumento respecto a los 832 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior.


Las medidas de eficiencia y ahorro implementadas por la compañía a lo largo del año le han permitido incrementar sus resultados y potenciar su resiliencia ante el actual entorno de precios deprimidos del crudo y del gas. Esto, junto con la gestión dinámica del portafolio de activos de Repsol, ha permitido reducir la deuda neta del Grupo en 1.946 millones de euros respecto al final del ejercicio 2015.


Todas las áreas de negocio de Repsol han obtenido resultados positivos en el periodo. Destaca especialmente el incremento en 668 millones de euros del resultado neto ajustado de la unidad de Upstream, al pasar de unas pérdidas de 633 millones de euros a un beneficio de 35 millones de euros en los nueve primeros meses del año. En Downstream, el negocio químico mantuvo el buen desempeño de los anteriores trimestres gracias a las medidas de eficiencia y transformación implementadas, que contribuyeron a aumentar sus ventas y aprovechar los mejores márgenes internacionales.


Durante el periodo, las cotizaciones internacionales de las materias primas de referencia sufrieron un notable descenso respecto a los primeros nueve meses de 2015. Así, el precio medio del Brent cayó un 24%; el del WTI, un 19%; y el del Henry Hub, un 18%.


El resultado neto ajustado fue de 1.224 millones de euros, frente a los 1.399 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, en los que se incluían resultados financieros excepcionales de 500 millones de euros, derivados básicamente de la posición en dólares que tenía la compañía tras cobrar la expropiación de YPF, y cuyo importe se destinó posteriormente a la adquisición de Talisman.


El EBITDA del Grupo aumentó un 5%, hasta alcanzar los 3.558 millones de euros, apoyado en las medidas de optimización implementadas en los negocios de la compañía y en la Corporación.


La producción media de hidrocarburos de Repsol subió hasta 693.800 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/d), un 36% más que en el mismo periodo de 2015, debido, principalmente, a la incorporación de los activos de Talisman y a los incrementos de producción provenientes de Venezuela, Bolivia, Brasil y Perú.


La compañía redujo su deuda financiera neta en 1.946 millones de euros respecto al cierre de 2015, hasta situarla en 9.988 millones de euros. Adicionalmente, Repsol ha emprendido en los últimos meses una serie de iniciativas encaminadas a aprovechar las condiciones del mercado, que han permitido reducir sensiblemente el coste financiero medio de la deuda.


Por otro lado, la compañía ha aumentado su objetivo de sinergias y eficiencias para el conjunto del año hasta los 1.400 millones de euros, una vez materializado más del 98% del objetivo inicial de 1.100 millones de euros.


En datos trimestrales, el beneficio neto y el beneficio neto ajustado del tercer trimestre fue de 481 y 307 millones de euros, respectivamente, ambos muy superiores a los del mismo periodo del año anterior.


Upstream: fuerte avance en el resultado


El resultado neto ajustado del área de Upstream fue positivo en 35 millones de euros, frente a unas pérdidas de 633 millones en los nueve primeros meses de 2015, lo que supone una mejora de 668 millones de euros. Este avance ha sido posible gracias a la puesta en marcha de un ambicioso programa de eficiencia, del que se están derivando importantes ahorros de costes y menores gastos exploratorios, lo que unido a los mayores volúmenes de producción, potenció la mejora del resultado.


El intenso programa de eficiencia llevado a cabo por Repsol en este negocio incluye acciones comerciales, técnicas y de procesos, que además de mejorar la capacidad de generación de caja, incrementan la sostenibilidad y eficiencia a medio y largo plazo.


El positivo comportamiento del área de Upstream resulta especialmente relevante teniendo en cuenta el deprimido escenario de precios del crudo y del gas, que han sufrido un notable descenso respecto al mismo periodo de 2015. En los nueve primeros meses de 2016, la cotización media del Brent descendió un 24% respecto al periodo equivalente del ejercicio anterior, la del WTI cayó un 19% y la del Henry Hub, un 18%.


Por otra parte, Repsol incrementó su producción media de hidrocarburos hasta alcanzar los 693.800 barriles de petróleo equivalentes al día, en línea con los niveles previstos por la compañía en su Plan Estratégico 2016-2020. Este aumento, del 36% respecto a lo obtenido en el mismo periodo de 2015, se debe fundamentalmente a la incorporación de los activos de Talisman y a los incrementos de producción provenientes de Venezuela, Bolivia, Brasil y Perú.


Downstream: eficiencia e innovación en refino y química


El resultado neto ajustado del área de Downstream ascendió a 1.329 millones de euros entre enero y septiembre, frente a los 1.655 millones de euros del mismo periodo de 2015, durante el cual se registraron márgenes de refino singularmente altos.


El negocio químico se benefició de un entorno de altos márgenes internacionales, apalancado además por las mejoras en procesos, las inversiones en nuevos equipos y la estrategia de internacionalización implementada en los últimos años.


En cuanto al Refino, sus principales variables se vieron influidas por las paradas plurianuales de mantenimiento programadas en los complejos industriales de Cartagena y Tarragona. Una vez completado el programa de mantenimiento previsto en 2016 para el conjunto de las instalaciones en España, en el tercer trimestre aumentó la destilación y el grado de utilización de las capacidades productivas.


El indicador de margen de refino se situó en 6 dólares por barril, 2,9 dólares por barril inferior al obtenido en los primeros nueve meses de 2015. En lo que llevamos de cuarto trimestre se está apreciando una sensible recuperación de dichos márgenes, que han estado cotizando entre 7 y 9 dólares por barril.

Repsol aumenta su beneficio neto un 35%

|


RepsolBeneficioNov


El beneficio neto y el beneficio neto ajustado en el tercer trimestre del ejercicio, 481 y 307 millones de euros, respectivamente, fueron muy superiores a los del tercer trimestre del año anterior.


Repsol obtuvo en los primeros nueve meses de 2016 un beneficio neto de 1.120 millones de euros, lo que supone un 35% de aumento respecto a los 832 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior.


Las medidas de eficiencia y ahorro implementadas por la compañía a lo largo del año le han permitido incrementar sus resultados y potenciar su resiliencia ante el actual entorno de precios deprimidos del crudo y del gas. Esto, junto con la gestión dinámica del portafolio de activos de Repsol, ha permitido reducir la deuda neta del Grupo en 1.946 millones de euros respecto al final del ejercicio 2015.


Todas las áreas de negocio de Repsol han obtenido resultados positivos en el periodo. Destaca especialmente el incremento en 668 millones de euros del resultado neto ajustado de la unidad de Upstream, al pasar de unas pérdidas de 633 millones de euros a un beneficio de 35 millones de euros en los nueve primeros meses del año. En Downstream, el negocio químico mantuvo el buen desempeño de los anteriores trimestres gracias a las medidas de eficiencia y transformación implementadas, que contribuyeron a aumentar sus ventas y aprovechar los mejores márgenes internacionales.


Durante el periodo, las cotizaciones internacionales de las materias primas de referencia sufrieron un notable descenso respecto a los primeros nueve meses de 2015. Así, el precio medio del Brent cayó un 24%; el del WTI, un 19%; y el del Henry Hub, un 18%.


El resultado neto ajustado fue de 1.224 millones de euros, frente a los 1.399 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, en los que se incluían resultados financieros excepcionales de 500 millones de euros, derivados básicamente de la posición en dólares que tenía la compañía tras cobrar la expropiación de YPF, y cuyo importe se destinó posteriormente a la adquisición de Talisman.


El EBITDA del Grupo aumentó un 5%, hasta alcanzar los 3.558 millones de euros, apoyado en las medidas de optimización implementadas en los negocios de la compañía y en la Corporación.


La producción media de hidrocarburos de Repsol subió hasta 693.800 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/d), un 36% más que en el mismo periodo de 2015, debido, principalmente, a la incorporación de los activos de Talisman y a los incrementos de producción provenientes de Venezuela, Bolivia, Brasil y Perú.


La compañía redujo su deuda financiera neta en 1.946 millones de euros respecto al cierre de 2015, hasta situarla en 9.988 millones de euros. Adicionalmente, Repsol ha emprendido en los últimos meses una serie de iniciativas encaminadas a aprovechar las condiciones del mercado, que han permitido reducir sensiblemente el coste financiero medio de la deuda.


Por otro lado, la compañía ha aumentado su objetivo de sinergias y eficiencias para el conjunto del año hasta los 1.400 millones de euros, una vez materializado más del 98% del objetivo inicial de 1.100 millones de euros.


En datos trimestrales, el beneficio neto y el beneficio neto ajustado del tercer trimestre fue de 481 y 307 millones de euros, respectivamente, ambos muy superiores a los del mismo periodo del año anterior.


Upstream: fuerte avance en el resultado


El resultado neto ajustado del área de Upstream fue positivo en 35 millones de euros, frente a unas pérdidas de 633 millones en los nueve primeros meses de 2015, lo que supone una mejora de 668 millones de euros. Este avance ha sido posible gracias a la puesta en marcha de un ambicioso programa de eficiencia, del que se están derivando importantes ahorros de costes y menores gastos exploratorios, lo que unido a los mayores volúmenes de producción, potenció la mejora del resultado.


El intenso programa de eficiencia llevado a cabo por Repsol en este negocio incluye acciones comerciales, técnicas y de procesos, que además de mejorar la capacidad de generación de caja, incrementan la sostenibilidad y eficiencia a medio y largo plazo.


El positivo comportamiento del área de Upstream resulta especialmente relevante teniendo en cuenta el deprimido escenario de precios del crudo y del gas, que han sufrido un notable descenso respecto al mismo periodo de 2015. En los nueve primeros meses de 2016, la cotización media del Brent descendió un 24% respecto al periodo equivalente del ejercicio anterior, la del WTI cayó un 19% y la del Henry Hub, un 18%.


Por otra parte, Repsol incrementó su producción media de hidrocarburos hasta alcanzar los 693.800 barriles de petróleo equivalentes al día, en línea con los niveles previstos por la compañía en su Plan Estratégico 2016-2020. Este aumento, del 36% respecto a lo obtenido en el mismo periodo de 2015, se debe fundamentalmente a la incorporación de los activos de Talisman y a los incrementos de producción provenientes de Venezuela, Bolivia, Brasil y Perú.


Downstream: eficiencia e innovación en refino y química


El resultado neto ajustado del área de Downstream ascendió a 1.329 millones de euros entre enero y septiembre, frente a los 1.655 millones de euros del mismo periodo de 2015, durante el cual se registraron márgenes de refino singularmente altos.


El negocio químico se benefició de un entorno de altos márgenes internacionales, apalancado además por las mejoras en procesos, las inversiones en nuevos equipos y la estrategia de internacionalización implementada en los últimos años.


En cuanto al Refino, sus principales variables se vieron influidas por las paradas plurianuales de mantenimiento programadas en los complejos industriales de Cartagena y Tarragona. Una vez completado el programa de mantenimiento previsto en 2016 para el conjunto de las instalaciones en España, en el tercer trimestre aumentó la destilación y el grado de utilización de las capacidades productivas.


El indicador de margen de refino se situó en 6 dólares por barril, 2,9 dólares por barril inferior al obtenido en los primeros nueve meses de 2015. En lo que llevamos de cuarto trimestre se está apreciando una sensible recuperación de dichos márgenes, que han estado cotizando entre 7 y 9 dólares por barril.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Eduardo martin

by Eduardo Martín Garrido

Experto en supply chain


Comenta
CAPT.ANTONIOM.PADRONYSANTIAGO

By Capt. Antonio M. Padrón y Santiago

Embajador Marítimo de Buena Voluntad de la OMI. Consejero Técnico de Seguridad y Medio Ambiente. Dirección General de la Marina Mercante. España

Comenta
Manuel Marrero   Podemos Canarias

Por Manuel Marrero @manolomarrerom

Diputado del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias

Comenta

Encuesta